Problemas y prevenciones para cuidar tu auto en temporadas de lluvias.

Ya es mayo, el mes de las madres y también, el inicio del temporal de lluvias...

Esto no es algo muy bueno para tu auto, porque incrementan las probabilidades de sufrir un percance durante las lluvias, estés conduciendo o aunque estés estacionado. Éstas temporadas son un momento muy importante, un momento crucial si quieres evitar fallas inesperadas y proteger de accidentes irreparables.

En el siguiente blog podrás conocer los posibles problemas y fallas que aquejarán a tu vehículo, al igual que las formas de evitarlas:

Afectaciones de la lluvia sobre mi auto.

La lluvia, aunque no lo creamos, daña a nuestro vehículo por dentro y por fuera, cualquiera de estas debería de interesarte debido a que, al estar enterado de estos posibles problemas favoreces a la durabilidad de tu auto en las mejores condiciones, por ejemplo:

Problemas en la pintura; hay que entender que la lluvia cae sobre las partículas de polvo que se encuentran en la carrocería de tu vehículo. Estas son arrastradas y se pegan en ella dañando lentamente la pintura de estas zonas.

Piezas interiores; recuerda que la lluvia también se encuentra en el piso y esta puede entra en el interior, ya sea porque metiste esta humedad con tus zapatos o por el filtrado natural del agua. Esto lo que provoca la posible afectación de los tapizados, pieles, entre otros, aumentando la probabilidad de que se desgasten más rápido.

Humedad en el sistema eléctrico; cuando las lluvias son continuas y duran mucho tiempo, es posible que la humedad pueda llegar a entrar en zonas profundas como el cableado, fundas de estos cables, fusibles u otras partes eléctricas del auto.

El auto no arranca; mientras nos trasladamos de un lado a otro, es posible que el vehículo se detenga de la nada a mitad de la calle, una avenida o en otros casos muy incómodos a la mitad del tráfico.

Llantas dañadas; cuando transitamos sin precaución por charcos (generados normalmente por baches) corremos el riesgo de no saber cuál es la profundidad del bache y mucho menos que hay dentro de ellos. Es muy común que la corriente de agua arrastre desechos a estos pozos, y entre ello, objetos que pueden dañar nuestras llantas como: clavos, metales filosos, etc, pero que el desenlace de eso es una ponchadura de llanta.

Principales zonas de tu auto afectadas

Dentro de estos posibles problemas, existen partes y zonas que sufren más estas afectaciones, entre las principales se encuentran:

1. Llantas

Como era de esperarse, estas partes del auto son clave, por eso es que insistimos en que revises el desgaste de forma regular.

2. Parabrisas

Es importante que limpies regularmente tus parabrisas, y en estas temporadas más es normal que el agua se seque después de una tormenta y se adhiera fácilmente cuando llegue otra tormenta. Existen técnicas y productos que pueden ayudarte a lavar tu auto correctamente y cuentan con protección extra para estos casos.

3. Limpiaparabrisas.

Es quizá, en lo primero que pienses cuando llueve, y no está mal, al contrario. Estas piezas son muy importantes por la función que tienen en esos momentos de lluvia. Si al encenderlos escuchas rechinidos o dejan marcas en tu parabrisas, debes cambiarlo inmediatamente. Asegúrate de que limpien correctamente y mantente alerta de cualquier falla.

4. Frenos

Ya te imaginarás la importancia de estas piezas, debes de tener mucho cuidado al frenar porque con el concreto mojado puedes comprometer su efectividad. Después de cada traslado, revisa tus frenos y limpialos, ya que los residuos que se encuentra en el agua como el anticongelante de las fugas de otros autos pueden afectar la calidad del frenado.

5. Batería

Aunque la batería de un auto puede durar hasta cinco años, la lluvia y el clima húmedo pueden causar corrosión y daños eléctricos que pueden descargarla más rápido. Si tu batería muestra signos de sequedad, hinchazón, tienes problemas al encender tu auto o baja la intensidad de tus luces, es hora de cambiarla.

¿Cómo evitar estos daños?

  • La primera recomendación si te encuentras durante una tormenta o encharcamiento es no continuar avanzando; orillarse mientras pasa la lluvia y estar muy atento a los baches o zonas de alcantarillas.
  • No viajar a una velocidad superior a los 70 kilómetros por hora, especialmente en vías rápidas o abiertas como carreteras. Y es muy importante tomar las medidas necesarias antes de viajar.
  • Si necesitas frenar, no hay que frenar bruscamente, pues se puede perder el control del carro, deténgase a intervalos para evitar que las llantas se bloqueen.
  • No saques el carro a la calle si las llantas no tienen un buen estado, pues es muy peligroso circular en terreno mojado.
  • No pases los charcos a gran velocidad. Una ola de agua igual a la que se desplaza hacia los lados del carro también entra por debajo y moja las partes eléctricas o electrónicas del motor.
  • Y, la más importante, es indispensable que le des el mantenimiento necesario a tu auto, para esto, puedes encontrar todo lo necesario en Mi Refacción.

Listo, ahora que ya sabes lo que tienes que revisar en vehículo, estás preparado para salir a las calles y enfrentar esta temporada.

Nos da mucho gusto que estés leyendo esto y hayas llegado hasta aquí, sabemos que hay gente que no sabe de los posibles problemas o que olvida cómo solucionarlos, para esto, más adelante escribiremos sobre cómo solucionar estos problemas.