/ aquaplaning

¿Qué es el Aquaplaning y cómo evitarlo?

Ya te platicamos de los posibles problemas que puedes tener con tu vehículo en estas temporadas de lluvia y en caso de no darle los cuidados necesarios. Pero no sólo es importante y necesario saber esto, tú como conductor también llevas una gran responsabilidad de lo que pueda suceder, por eso debes de tener en cuenta lo siguiente.

Existen varias situaciones incomodas al momento de conducir bajo la lluvia como la falta de visibilidad y las posibles "mojadas" al no cerrar bien la ventana, pero existe algo más grave y peligroso... Y nos referimos al aquaplaning (o hydroplaning).

Se dice que "el aquaplaning o hydroplaning es imprevisible", pero sí hay acciones que puedes tomar para que la probabilidad de que te suceda sea menor y aquí te las vamos a decir. Pero antes hay que entender:

¿Qué es el aquaplaning?

El aquaplaning sucede cuando el agua o el liquido que se encuentra entre la llanta y el asfalto no puede ser desplazada como debe (todas las llantas están diseñadas para evacuar el agua de acuerdo a la potencia del vehículo, aquí puedes saber más de esto), esto provoca que el neumático pierda contacto y tracción con el piso y terminando en la falta de respuesta de la dirección del volante, al frenado, etc... Como resultado, se pierde el control del vehículo (cual este sea) y puede ser fatal.

Aquaplaning_gif2

También te diremos qué hacer si entras en una situación así más adelante. 😬

¿Cómo evitar el aquaplaning?

La recomendación más importante para mantenernos sin riesgo del aquaplaning, es la precaución. Especialmente en condiciones de lluvias; verás que la velocidad y estas condiciones no son nada buenas.

  • Comprueba que tus llantas estén en perfecto estado, entre más profundo sean sus "dibujos, más agua podrá evacuar y así reducir el riesgo de aquaplaning. También así como el sistema de frenado (balatas y discos de freno) salgas a carretera o no.
  • Mantén en buen estado tus limpiaparabrisas, pues el agua mezclada con la suciedad puede formar una especie de lodo y dificultar tu visibilidad.
  • Modera la velocidad y evita "volantazos", sobre todo cuando te aproximes a un charco o zonas con mucha agua e inclinación.
  • Aumenta la distancia entre los vehículos que van adelante de ti, y en caso de viajes en carretera, evita acercarte demasiado a autobuses y/o camiones de carga.

¿Cómo reaccionar en un momento de aquaplanning?

Si a pesar de seguir estos consejos para evitarlo, entras en un momento de aquaplaning, debes de preguntarte cómo reaccionar y estos son algunos tips para evitarlo y sea menos riesgoso:

1. Aumenta la precaución; baja la velocidad, deja más espacio del que llevas, haz movimientos menos bruscos, no frenes con mucha fuerza y evita los charcos sobre todo en pendientes.

2. Llevar las dos manos en el volante; esto te ayudará a controlar mejor el volante y evitarás movimientos incosientes como el cruze que harán más torpe las maniobras (es recomendable tener encendidos los limpiaparabrisas al máximo para evitar hacerlo al entrar en el aquaplaning).

3. Hacer un buen "contravolante"; esto es crucial en una situación de aquaplaning ya que es lo que impedirá los giros bruscos y posibles volcaduras. Para esto, debes de mirar hacia donde quieres llevar el coche y girar el volante hacia esa dirección.

4. Sal con con llantas rectas; después de salir del charco o la zona de peligro, asegúrate de salir con las llantas rectas, esta es la razón de tanto hicapié de la precisión la dirección.

El problema de estas situaciones es más fuerte en 2 condiciones: cuando hay obstáculos al frente (autos, árboles, muros de contención, etc) y cuando se sale del charco o lugares de agua y no se logra la estabilización de la dirección. Si llegas a experimentar aquaplaning, lo mejor es que mantengas la calma y levantes suavemente el pie del acelerador.

Esperamos que te haya servido esta información, recuerda que en Mi Refacción puedes encontrar llantas nuevas y limpiaparabrisas que pueden ayudarte en estos casos y evitar desastres en un aquaplaning: